lunes, 16 de junio de 2014

Ramones mania


Setlist

Rockaway beach
Teenage lobotomy
Psycho therapy
Do you wanna dance?
I don’t care
Sheena is a punk rocker
Havana affair
Commando
I wanna be your boyfriend
Beat on the brat
53rd & 3rd
Now I wanna sniff some glue
Gimme gimme shock treatment
Rock 'n' roll high school
Oh oh I love her so
Judy is a punk
I believe in miracles
The KKK took my baby away
Pet sematary
Chinese rock
I wanna be sedated
I don't wanna walk around with you
Pinhead

Encore

Do you remember rock 'n' roll radio?
I just want to have something to do
I don’t want to grow up
Cretin hop
R.A.M.O.N.E.S.

Encore 2

I can’t make it on time
Bonzo goes to Bitburg
What a wonderful world
Blitzkrieg bop



Hoy ha vuelto la banda de Marky Ramone a Barcelona, Blitzkrieg, en esta ocasión en el City hall con Andrew W. K. como cantante. Sin lugar a dudas, lo señalado y especial del concierto, ha sido poder acceder antes del directo al backstage con ellos para compartir un pequeño gran espacio de su tiempo. Haber estado en el camerino con el artista no tiene precio, sobre todo por el hecho de haber podido hablar con tranquilidad y sin prisas, recibiendo toda su atención.


Al entrar, me he encontrado a Marky sentado hablando con Andrew; les he dado la mano a los dos y me he esperado a que acabaran para comentarle si me podía firmar unos vinilos. Le he dicho al abrir la bolsa que no se preocupara, que eran solo cuatro, que no me había traído toda la colección entera; sin problemas. Me ha firmado el EP Meltdown with the Ramones, Ramones mania, Acid eaters y Adiós amigos. Al pedirle que me dedicara el primero, Andrew ha comentado que nos llamábamos igual, Marc Bell, a lo que he respondido afirmando como su nombre real, Marc Steven Bell.


La ronda de fotos con mi compañero no ha tenido desperdicio, Andrew ha posado cruzando los ojos y Marky le ha preguntado si había salido haciendo caras; me ha mirado la cámara para comprobarlo. Al final, se ha convertido en una especie de duelo entre los dos a ver quien salía peor, y cuando me ha preguntado como quería que saliera en la mía, le he dicho que quería una seria y otra no. No sabía qué cara poner, y como ha tardado un poco en salir el flash he salido con cara de circunstancia, la verdad es que era un cuadro que no me había imaginado.


Le he preguntado a Marky qué iba a sacar próximamente después de haber lanzado una salsa, un helado y una cerveza. ¿Quizás una pizza? Al fin y al cabo les encantaba al grupo, como se puede comprobar en la película Rock ‘n’ roll high school. Entrando en materia acerca de sus productos y en concreto de su cerveza, por la cual estábamos pudiendo hablar con él, al fin y al cabo, me ha confirmado que realmente no le gustó como quedó inicialmente la Marky Ramone’s natural brown Ale. Le parecía que tenía un sabor muy tosco, pero que después de retocarla y darle un toque más acaramelado y parecido a vainilla, quedó tal y como la quería.


Mientras iba comentando la jugada con mi compañero y tomando un refresco, entre ellos seguían hablando de temas de actualidad, como el de la abdicación del rey y la subida al trono de Felipe VI, con quien por cierto Marky estuvo. Luego me he fijado que estaba a medio camino entre preguntando y practicando como podía saludar al público, así que le he ayudado a pronunciar correctamente bona nit Barcelona, y prácticamente con eso nos hemos despedido, dándoles las gracias por su tiempo y simpatía, y esperando que el concierto empezara pronto.


El punk, y en concreto los Ramones, nunca se han caracterizado precisamente por grandes oratorias y presentaciones; de hecho, después de la introducción, es de conocimiento general que lo que prosigue es uno, dos, tres, cuatro y Rockaway beach. La cuenta se repite cíclicamente y es el único elemento que, junto a un bis anecdótico, separa la sucesión de canciones, llegando de este modo hasta el final del concierto. Sin embargo en esta ocasión, ha habido una pequeña diferencia, y es que después del tema a modo de introducción, al salir Marky lo primero que ha dicho es bona nit Barcelona.



Si bien se han producido cambios respecto al setlist original, la elección de temas no supone una sorpresa y el objetivo de la noche se torna claro para el grupo: interpretar alrededor de 30 temas sobradamente conocidos de los Ramones. Y por supuesto, dada la temática en conciertos de este tipo, no brillan precisamente por su ausencia los movimientos de masas, el público subiendo al escenario y las avalanchas. Es cierto que Andrew quizás ha sido el cantante más hard rock de estilo para acompañar a Marky en la Blitzkrieg, lo que ha dado al concierto cierto estilo e identidad, conformándose como quien más se ha alejado por completo de la forma de cantar de Joey.



Para vivir este directo, he abandonado mi habitual ubicación en primera fila, y me he perdido entre el público, a pesar de avanzar hacia el escenario según las circunstancias para seguir en contacto con la banda. Cuando viene Marky Ramone a Barcelona, el evento se convierte prácticamente en una visita obligada; como él mismo dice, en referencia a la razón de ser de sus conciertos, de otro modo existirían generaciones que no habrían escuchado sus temas en directo. Representa el más importante vestigio de lo que fueron los Ramones, y si bien el batería, como miembro de la formación parece suponer menos relevancia, en el inicio de temas como Do you remember rock ‘n’ roll radio y Rock ‘n’ roll high school, se conforma como absoluto protagonista.



Ha sonado la misma introducción que cuando lo vi por primera vez en el 2007, Park avenue beat de la Royal philarmonic concert orchestra, tema de Perry Mason. A diferencia de entonces, Marky no introduce las canciones y tampoco menciona que van a tocar algunos temas de los Ramones: no es necesario. La gira con la que empezó todo en 2006, cuyo origen y motivo fue la celebración del 30 aniversario de la grabación del primer álbum, se ha convertido a día de hoy en un tributo y homenaje constante a la banda que perteneció. A pesar del tiempo transcurrido y las circunstancias, la actitud y personalidad de los conciertos sigue siendo la misma.



I remember you.

3 comentarios:

  1. ¿Cuando le vas a adoptar?, parece que es de la familia ya, XD!

    ResponderEliminar
  2. Se nota que le gusta pasarse por aquí, él mismo dijo que le encantaba irse de tapas, jaja.

    ResponderEliminar