miércoles, 22 de mayo de 2013

Square one


Hoy hemos vuelto a los estudios de grabación, para aprovechar el breve tiempo que nos restaba en Londres y conseguir alguna firma y foto más. Solo llegar hemos visto a Chris, que se preparaba para irse en su Vespa, al vernos se ha sorprendido: estuve con vosotros ayer, ¿verdad? Respuesta: es que nos vamos de aquí a un rato y queríamos aprovechar. Me he encontrado de nuevo y por segunda vez hablando con él a distancia, cuando se ha puesto la capucha porque ya se iba y se ha acercado, “no os preocupéis”. Ha vuelto a estar con nosotros con la misma atención que el día anterior, le he agradecido su paciencia y le he dicho que era una gran persona, me ha respondido que lo mismo que yo. Ha sido entonces cuando se ha ido y al volver nos ha saludado de nuevo, suele haber bastante movimiento por lo visto.


Al cabo de poco ha vuelto Guy, que también se ha sorprendido de vernos en tan poco tiempo. Luego le han sucedido Will, que iba hablando por teléfono pero no nos hemos dado cuenta, y al llamarle la atención nos ha hecho una señal de silencio, indicando que salía en breve, y Jonny, que iban juntos y definitivamente es el más simpático de todos. Nos ha atendido con la misma amabilidad que ayer, incluso más, si cabe.


Al salir Will, le hemos pedido perdón por si le habíamos molestado, pero no se acordaba si quiera y tampoco le ha dado importancia; no ha puesto tampoco problemas en atendernos de nuevo y nos ha deseado una feliz vuelta. Al volver por la acera de la Beehive, hemos pasado por delante de Guy, que fumaba en las escaleras; nos hemos despedido de él y también nos ha dicho que tuviéramos un buen viaje de vuelta.


A pesar de llenar estadios, en comparación sorprende lo que supone estar en los estudios de grabación: pasan caminando por la calle, se quedan en el exterior haciendo tiempo, la puerta principal deja entrever el movimiento interno de los estudios y atienden tan fielmente, que les sorprende ver a los seguidores de nuevo. Puede deberse al tiempo transcurrido de su carrera, y por lo tanto al leve arrastre de fans en comparación a otras bandas, pero este ambiente parece cómico e incluso ficción si se tienen en cuenta precisamente otros grupos, donde aportar numerosas horas de espera no asegura que ninguno de los miembros reciba al fan y aunque así sea que se pueda conseguir firma y por encima de ello, foto. Todo ello sin hablar acerca de la posibilidad de estar con el grupo al completo, y mucho menos obtener una firma y dos instantáneas con cada uno, como así ha sido. Al igual que el rock de la vieja escuela en salas pequeñas, estas experiencias tan cercanas suponen toda una vivencia.


De vuelta al punto de partida.

1 comentario:

  1. De mayor quiero ser como tú.


    PD: me joden los captchas!!! brrrrrr...

    ResponderEliminar